Conectarse

Recuperar mi contraseña

Los posteadores más activos de la semana


Capitulo 22

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capitulo 22

Mensaje por GirlArianatorYT el Lun 18 Nov - 13:05



Capitulo 22'
Con un movimiento que hizo ella quedamos completamente de frente, el sol entraba por la ventana y daba directo a su cara. Un segundo me basto para contemplar sus grandes ojos chocolate brillantes, profundos y misteriosos, su pequeña y hermosa nariz cubierta con unas casi invisibles pecas, sus labios rojos y carnosos que me llamaban siempre. Ella era deslumbrantemente preciosa, y cuando devolví la vista a sus ojos tuve que reconocer que no solo era preciosa por fuera, sino que era la persona mas tierna y la mas seca al mismo tiempo, la mas egoísta pero también la que mas sabe pensar en los demás, la mas inteligente pero la mas torpe algunas veces, era la chica mas especial que hubiera conocido pero también la que moriría en unos meses.
No quería pensar en eso nunca porque realmente me rompía el corazón, ver sus ojitos llenos de emoción cuando cumplo algunos de sus deseos y me dice que gracias a mi esta viviendo como siempre quiso me da ánimos pero realmente me destroza pensar en su enfermedad. Y aunque quisiera ser como Frankie y tenerla encerrada en hospitales para que alguien descubriera alguna cura o alguna solución, no podía, porque no iba a dejar que ella muriera sin haber cumplido cada uno de los puntos de esa lista.
Porque por lo menos pensar que murió feliz seria una satisfacción entre todo el dolor.
Mordí mis labios y no me permití besarla aunque era todo lo que quería hacer, porque no seria justo para mi, porque no podía dejar que mis sentimientos por ella crecieran aun mas. Un beso es un beso, siempre habrá amor en un beso, a veces con solo uno te puedes enamorar y yo no quiero caer por ella. No me lo voy a permitir.
Puse mi mano en su mejilla y bese su nariz, ella me miro a los ojos y sonrío.



—eres una loca y me vas a meter en problemas —le dije mientras pagaba la pintura fluorescente que quiso la hermosa señorita para su mural. Ella sonrió enseñando todos sus dientes y dio un saltito emocionada. Era como una niñita pequeña.
—tu eres el loco que me hace caso —atajo contenta y yo sonreí porque era verdad. Tome dos botes de pintura y Ariana tomo otros dos. Salimos de la tienda y deje mis botes en el suelo para abrir la cajuela del auto de Harry y guardarlos ahi.
—¿Tienes una idea de donde lo podemos hacer? —pregunto emocionada camino al departamento.
—si, es el lugar perfecto —me puse a pensar que quizás ya no era tan perfecto, ya había pasado casi un año desde la ultima vez que visite ese lugar—o no se
—¿Donde es?
—es en un parque cerca de la casa donde vivía antes, hay unas paredes que usábamos como murallas cuando jugábamos —sonreí ante el recuerdo— seria genial que estuvieran ahí tal cual yo las recuerdo
—pues no sabremos si no vamos
—¿Hoy?
—mejor mañana ¿No crees? —asentí— hoy el día esta como para ver una linda película, jugar videojuegos, tomar cafe y no hacer nada mas, ya tuve suficiente acción por hoy
—claro que si —empece a reír recordando la manera en la cual se avento. En el momento me había asustado, pero ahora que lo pienso fue muy gracioso. Solté una carcajada mas fuerte y seguí riendo— parecía que te querías suicidar, estampandote en el piso con todas tus ganas
—no lo hice bien, ni siquiera me acerque a lo bien —ella empezó a reír conmigo y su risa era tan jodidamente rara que me hizo reír aun mas. Y aunque ya la caída no era tan graciosa seguimos riendo todo el camino, porque su risa me hacia reír y mi risa la hacia reír a ella—ya deja de reirte me duele la panza
—tu tienes la culpa, te ríes como burro —me fulmino con la mirada pero no dijo nada, porque sabia que era cierto. Entramos a casa por fin, Ariana se tiro al sillón y se quito los tenis mientras suspiraba—¿Jugamos o vemos una película?
—hay que jugar, ya te quiero ganar de nuevo —me reí falsamente. Siempre me ganaba haciendo trampas, me distraía o... No se, alguna trampa hacia, ni siquiera Harry me ganaba, por eso estaba seguro de que ella era una tramposa.
Pero de cualquier modo era lo mas genial del mundo tener una chica como Ariana que juegue y coma cualquier cosa conmigo, que pueda platicar de mil cosas, no solo ropa o zapatos, que se ría de mis chistes y yo me ría de los suyos aunque sea la peor contadora de chistes. Era tan genial que aunque me hiciera trampa siempre se lo dejaba pasar y disfrutaba cada segundo que la tenia solo para mi.
Ariana hizo palomitas y trajo refrescos, yo acomode todo para jugar agusto. Y así pasamos la noche jugando y comiendo comida chatarra, peleábamos porque claramente sus victorias no eran dignas. Cuando nos aburrimos de jugar, bueno mas bien yo me "aburrí" porque la tramposa no me dejo ganar ni una sola vez. Puse una película y nos acurrucamos en el sillón con las luces apagadas. Su espalda estaba en mi pecho y tenia mi brazo al rededor de su cintura mientras con mi mano libre acariciaba su cabello largo y sedoso. No había pasado ni media película cuando Ariana ya estaba dormida. Suspire y seguí acariciando su cabello, me puse a pensar en Trisha y en su corto cabello tieso. Podría decirse que ella me gustaba mucho, antes de que conociera a Ariana; pero la verdad era que lo único que me gustaba era que me daba todo el sexo que quería cuando quisiera sin poner peros o pedir caricias ni amor, yo no era muy romántico y eso de mimar chicas no se me daba. Odiaba tener que soportarla cuando me hablaba de sus gustos y cuando me llevaba de compras con ella, no teníamos ningún gusto parecido aparte del sexo. Pero eso estaba bien, era bonita y muy buena en la cama, tampoco me iba a poner a exigir a una chica perfecta.
Cuando conocí a Ariana ese día en el parque me sentí atraído hacia ella y me gusto la manera en como trataba a mi hermanita y jugaba con ella, me reía de sus ocurrencias y disfrute platicando con ella. Al día siguiente cuando la encontré en el árbol y me contó que tenia una enfermedad terminal sentí como si me tiraran un balde de agua helada en la cabeza y después cometí un error al decirle que fuéramos a desayunar, porque pude platicar con ella y darme cuenta de que el tiempo se iba volando y me sentía cómodo siendo yo mismo. Después nos convertimos en amigos luego mejores amigos y no podía negarle a nadie que me gustaba, menos a mi mismo.
Porque ¡Maldición! quería saber si existía un hombre capaz de resistirse a esa tierna morena.
Sus gustos, su manera de pensar y de ver el mundo, su torpeza, sus loqueras, sus gritos, sus risas raras, su lista aun mas rara, su carita hermosa y su cuerpo perfecto, todo me gustaba de ella. Pero
demonios ¿Porque tenia que ser tan difícil? No creo que ella quiera pensar en... Amor. Y yo no quería extrañar sus besos ni sus caricias, prefería mantenerme alejado para no sufrir.

_________________
Twitter: GirlArianatorYT doy Followback
avatar
GirlArianatorYT
Staff
Staff

Femenino
Mensajes : 56
Edad : 23
Localización : México
Inscripción : 09/11/2013
Reputación 2

Monedas 144185

Ver perfil de usuario http://arianators.tk/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.