Conectarse

Recuperar mi contraseña

Los posteadores más activos de la semana


Capitulo 28 (Parte I,II,III)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capitulo 28 (Parte I,II,III)

Mensaje por GirlArianatorYT el Lun 18 Nov - 13:47



Capitulo 28' Parte I



Tome aire y levante la sabana para ver su cuerpo semidesnudo. Tenía una pierna arriba de las mías haciendo que su trasero quedara parado ante mis ojos. Y en ese momento no podría decir que estuviera pensando con la cabeza.
Pase un brazo por sus hombros y la abrace a mi cuerpo mientras bajaba mi mano libre y comenzaba a acariciar sus piernas, me sorprendí a mi mismo por aquel acto, por hacer eso, porque aunque otros días estuviera mas que tentado a hacer aquello jamás lo hice por respeto y ahora parecía importarme poco.
Pero sus piernas eran tan suaves que no podía alejar mis manos de ellas, cuando subí mis caricias a sus glúteos Ariana soltó un suspiro en mi pecho y sentí su respiración agitada. Levanto su cara y nuestros ojos conectaron, yo no estaba nervioso o intimidado por haber sido descubierto acariciándola libremente, sino todo lo contrario.
Ella sonrió con picardía y se inclino para empezar a besar mi pecho.
Mi mejor amiga, la chica con la que había hablado de todo menos de sexo, la que moriría virgen y parecía no importarle, la mujer que me volvia absulatemente idiota con una sonrisa y la unica por la que estaba dispuesto a dar todo estaba besando mi pecho sensualmente, a veces sentía su lengua y todo mi cuerpo se estremecía.
Se levanto y se poso sin ningún problema o timidez sobre mi erección haciendo que yo soltara todo el aire. Ella se recostó sobre mi y empezó a mecer su cuerpo sobre el mío haciéndome soltar pequeños jadeos. 
—¿Te gusta tocarme por las noches, Brooks? —Pregunto con la voz mas sensual que yo hubiera escuchado alguna vez.
—¿Te gusta que te toque, cariño? —Mi voz sonaba ofuscada y ronca por la excitación. Ariana soltó una risita y levanto su cabeza para empezar a besar mi cuello con fiereza.
Apreté mis dientes y cerré los ojos tratando de contenerme. Estaba mas duro que no se que cosa y solo por unos cuantos besos. Y estaba a punto de llegar al orgasmo de solo pensar que Ariana estaba semidesnuda sobre mi, besándome así.
—Me encanta que me toques —contesto con un suave susurro en mi oído dispuesta a acabar conmigo. Lleve mis manos a su espalda sin pensarlo siquiera y desabroche en un segundo su sostén. La abrace y rode por la cama hasta quedar yo encima de ella, entre esas benditas piernas.
Quite su sostén y lo avente por la habitación para poder contemplar de nuevo sus senos perfectos. Con los cuales había estado soñando con acariciar desde el día que la sorprendí en el baño. Baje mis labios y bese su cuello un segundo para después bajar y pasar mi lengua por el pezón izquierdo haciendo que ella se arqueara, pase mi brazo por su espalda y empecé a succionar con pasión, me encargue del otro con mi mano, haciendo suaves caricias alrededor de su pezón, sus gemidos me prendían cada vez mas, tanto que ya ni siquiera pensaba con cordura, solo queria estar dentro de ella.
Me separe y levante mi cabeza para mirar su preciosa cara sonrojada, me encanta verla sonrojada.
Ella abrió sus ojos brillantes y me sonrió dulcemente. Me acaricio la cara con delicadeza y tomo mis labios en un beso que no era nada salvaje, sino dulce, aun mas tierno que el primero que tuvimos.
Y me hizo perder la cabeza por completo.
—quiero que me hagas tuya —susurro contra mis labios. Mi corazón se paro un minuto y cuando comprendí su petición tome su boca de nuevo en un beso exigente. Ella paso sus brazos por mi espalda y abrazo con sus piernas mi cadera, haciendo que nuestros sexos se rozaran. Y yo no podía estar mas duro, no recordaba estar tan excitado nunca, ni con la fría Trisha ni con ninguna otra tipa. Me separe de su cuerpo y admire sus braguitas de Spiderman , las únicas que alcance a ver cuando compramos su ropa interior. Me puse de rodillas en la cama justo frente a ella y le abrí las piernas, haciendo que ella cerrara sus ojos y aventara la cabeza hacia atrás mordiendo su labio inferior para evitar soltar un gemido.
—nena, quiero que grites —Demonios, eso era mucho para mi, en verdad. No podía esperar mas tiempo para hundirme dentro de ella. Quite sus bragas por completo y admire su cuerpo desnudo ante mi. Gemí de puro gusto al verla así.
Abierta, desnuda y muy dispuesta para mi, solo para mi. Cuando pase mis dedos de nuevo por su entrada descubrí que estaba muy mojada.
—oh, Jai…
—¿qué pasa, hermosa? —le pregunte con una sonrisa de satisfacción. Ella levantaba sus caderas hacia mi y jadeaba sin parar. y dios sabe que intente esperar pero no pude mas, me quite los malditos boxers como pude y me tumbe encima de ella.
Acaricie sus mejillas y roce mi erección contra su entrada haciéndola gemir mas fuerte, mi cabeza daba vueltas y lo que quería era enterrarme en ella hasta al fondo, pero deseaba que ella me lo pidiera, deseaba volverla loca también.
—maldito seas, Jai —murmuro encajándome las uñas en la espalda—hazlo ya
—¿qué cosa? —metí solo la punta y me sentí morir, ella siseo y hecho la cabeza para atrás.
—métela ya, idiotta —me reí y mi risa sonó como la de un hombre de unos cuarenta años, jamás había escuchado mi voz tan ronca. Me metí completamente en ella de una sola embestida haciéndola gritar y enterrar sus uñas aun mas fuerte en mi espalda.



Capitulo 28' parte II

Me metí completamente en ella de una sola embestida haciéndola gritar y enterrar sus uñas aun mas fuerte en mi espalda.
Antes siquiera de que pudiera saborear estar dentro de ella sentí un raspón en mi pecho que me hizo despertar totalmente desconcertado.
Parpadee varias veces sintiendo como Ariana se abrazaba a mi.
Totalmente dormida.
y aun con ese maldito vestido puesto.
Y yo había tenido una fantasía con ella, la mejor fantasía del mundo, pero solo eso… sentía unas ganas de golpear algo, de tirar cosas al piso, maldita sea. Se había sentido tan jodidamente real que no podía creer que no fuera real. ¿cómo demonios iba a pasar eso en verdad? Ariana nunca se pondría arriba de mi de esa manera.
La aleje de mi y me senté en la cama con mis manos en la cara, necesitaba hielo porque mi erección dolía y no podía satisfacerla con Ariana ahí.
Me levante de la cama y fui a la cocina por algo de hielo. No podía evitar sentirme un maldito pervertido, depravado y abusador…
No debería de estar teniendo fantasías de ese tipo con ella. En primer lugar porque sabia que jamás se cumplirían y en segundo porque… bueno no hay mas razones, la deseo como jamás eh deseado a alguien pero obviamente no va a pasar nada, así que tengo que dejar de tontear tanto con ella. Y gracias a dios Ariana tiene el sueño pesado porque seguramente me había movido en la cama como pescado fuera del agua.

Me acosté en el sofá incapaz de volver a su lado. Y mi mente comenzó a maquinar un montón de tonterías.
Mi hermosa Ariana moriría y yo no podía hacer nada en contra de eso, solamente hacerla feliz en sus últimos meses, y eso me desgarraba por dentro como ninguna otra cosa.
No quería estar sin ella, simplemente no quería porque me había acostumbrado a estar con ella todos los días a todas horas, me había acostumbrado a dormir con ella a mi lado mientras nos abrazábamos, a despertar y ver su preciosa cara, me había acostumbrado a sus comidas deliciosas, a salir con ella y reírme de cada cosa que se le ocurría decir, me había acostumbrado a ver sus caras raras y a sus gustos extraños, me había acostumbrado a ella a su cara, sus ojos, sus loqueras, sus risas raras, sus gestos extraños, sus chistes sin gracia que a mi me hacían reír, a toda ella y maldita sea, no quería estar con ninguna otra chica.
Ella era perfectamente imperfecta ¿qué otra tenia ese don de reírse de todo? ¿esas ganas de vivir? ¿esa manera de hacerme feliz con tan solo existir? Ninguna, solo ella.

~~~~

—Jai, despierta tonto —abrí un ojo primero para ver la cara de Ari confundida. Me senté en el sillón y la voltee a ver de nuevo —¿por qué estas dormido aquí?
—no se —me encogí de hombros. Ella frunció el ceño.
—bueno… ya hice el desayuno —anuncio con una tierna sonrisa — por cierto, tu celular no deja de sonar
—oh, quizás es Harry—supuse. Ella se dio una vuelta y camino a la cocina.
—no es el, es tu novia —yo me levante confundido.
—¿Trisha? Te eh dicho que no es mi novia



Capitulo 28' Parte III 
—¿Trisha? Te eh dicho que no es mi novia
—¿Entonces como sabes que estoy hablando de ella? —volteo y me miro con una ceja levantada. Tenia un buen punto.
—pues... No hay ninguna otra chica que pudieras pensar que es mi novia
—como sea, ve a hablar con ella —puso dos platos en la mesa y se sentó con mala cara. Yo ignore su orden y me senté a su lado, como todas las mañanas a desayunar junto con ella.
—no me interesa hablar con Trisha —aclare viendo como Ariana aun con la mirada en su plato dejaba salir una dulce y floja sonrisa ante mis palabras —¿Como dormiste?
—como muerta, perfectamente —levanto su vista y llevo el tenedor a su boca mientras yo tomaba un sorbo de café— tu estuviste inquieto toda la noche
—oh... —quite mis ojos de los suyos y baje la vista totalmente avergonzado— tuve un sueño... Extraño
—¿De que se trataba? —pregunto inocente. Yo casi me atraganto con el desayuno al recordar el mejor sueño que había tenido en toda mi vida.
—no lo recuerdo bien, era... No se —ella rió y nos quedamos desayunando en silencio unos segundos, nos veíamos a los ojos y sonreíamos sin decir ninguna palabra— ¿Que plan hay para hoy?
—no tengo idea —hizo una mueca.
—¿qué sigue en tu lista? —le pregunte realmente interesado en que ocurrencia tendría ahora.
—lo que sigue es lo mas importante de toda la mugrosa lista, así que pon atención —hablo con voz misteriosa, yo pase la comida y pose toda mi atención en ella. Pensé que seria algo muy importante como no se, casarse, tener un hijo o algo así y pues yo estaba mas que apuntado para ayudarla en todo.
—dime…
—es… —seguía hablando con su voz misteriosa y tenia sus ojos puestos en los míos con la mirada mas profunda del mundo. Hizo a un lado su plato y se recargo en la mesa para quedar mas cerca de mi, yo hice lo mismo que ella y nuestras cabezas quedaron separadas por pocos centímetros por encima de la mesa—robar…
—¿robar? —pregunte exaltado hablando casi en un susurro como Ariana.
—robar, Jai —repitió con media sonrisa ¿qué demonios quería robar mi ángel de dios mandado del cielo? Era imposible pensar que ella quisiera robar algo que no fuera… comida o café.
—¿quieres robar algo? ¿qué cosa? ¿por qué? —le pregunte confundido.
—¿me ayudaras? —ignoro por completo todas mis preguntas y esbozo una sonrisa abierta haciendo que sus ojos brillaran aun mas y la luz daba directo a su cara, y supe que la ayudaría en cualquier estupidez que me pidiera mientras me mirara de esa manera.
—sabes que si pero… ¿por qué? Sabes que te puedo comprar cualquier cosa que me pidas y…
—no, no, no —viro los ojos—el caso es robarlos
—ya dime que demonios quieres robar —pedí completamente estresado. Baje la mirada a sus labios y vi como se pasaba la lengua por ellos, era una tortura.
—dulces —susurro tan bajo que no estuve seguro de lo que dijo.
—¿qué?
—¡Dulces, Jai, quiero robar dulces! —grito alejándose de mi— Siempre ah sido mi jodido sueño meterme a la tienda de dulces mas grande que encuentre y robar todos los dulces que yo quiera
—no puede ser —murmure aguantándome las ganas de reír, me senté de nuevo en la silla y ella hizo lo mismo.

_________________
Twitter: GirlArianatorYT doy Followback
avatar
GirlArianatorYT
Staff
Staff

Femenino
Mensajes : 56
Edad : 22
Localización : México
Inscripción : 09/11/2013
Reputación 2

Monedas 137985

Ver perfil de usuario http://arianators.tk/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.