Conectarse

Recuperar mi contraseña

Los posteadores más activos de la semana


Capitulo 43 (Parte I y II)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capitulo 43 (Parte I y II)

Mensaje por Alex Avila el Miér 27 Nov - 19:49



*Narra Ariana*


Llevábamos caminando y hablando como unos 20 minutos, Carlos se concentraba mas en la platica conmigo que en el camino. Y yo me empece a asustar.
—eh... Jai —mire a mi al rededor. Estábamos en una calle obscura, solo la iluminaba un farol descompuesto al otro lado que parpadeaba rápidamente como en todas las películas de miedo. Eso no iba nada bien— ¿sabes por donde estamos?

—pues... —despego sus ojos de mi y dio una mirada al rededor— creo que estamos una calle atrás de la calle que nos lleva directo al puente, lo único que hicimos fue dar vuelta en la esquina equivocada

— de acuerdo, volvamos, aqui esta muy tétrico 

—nada va a pasar, ya casi llegamos —dijo con un tono muy confiado. Como si los ladrones y violadores ahí no existieran. Me puse nerviosa, en serio estaba demasiado feo el lugar, había varios vagabundos tirados por ahí. Y parecía que aquella calle jamas se acababa. Solo caminábamos y caminábamos pero jamas llegamos a ningún lado.

—no Jai —jale su brazo— hay que regresar, me da miedo

—linda, nada va a pasar —Repitió. paso su brazo por mi cintura y me atrajo hacia el.— ni siquiera falta mucho para llegar

—es solo que... —me calle, porque bueno, no quería alejarme de su cuerpo así que simplemente cerré la boca, de todos modos yo solo era una tonta paranoica que tenia miedo de todo a cualquier hora.

—mira, ya llegamos —dimos vuelta y ¿por fin llegamos? no ¿se acabo el miedo? no, al contrario. Esa calle estaba aun peor que la otra.— o quizás no

—¿que? ay Jai en serio, antes de que nos perdamos aun mas tenemos que regresar, esto esta muy feo y...

—no, ya casi llegamos, en serio —me miro con una sonrisa y seguimos caminando, bueno yo iba solo arrastrando los pies. Todo apuntaba exactamente a que alguien iba a llegar y nos iba a robar y a torturar o quizás matarían a Jai frente a mis ojos y a mi me violarían y me convertirían en una prostituta barata que trabaja con puros viejos asquerosos y... ¡Maldita sea! estaba segura de que algo nos iba a pasar.

Había dos luces al final, mas la iluminación de algún carro que pasaba por ahí y algunos locales que tenían aun la luz prendida.

Voltee mi mirada hacia atrás y ¡Sorpresa! habían dos hombres que nos estaban siguiendo, o quizás no, pero venían atrás de nosotros, como a unos 10 metros mas o menos, se veían corpulentos y caminaban como todos unos criminales y asesinos en serie.

Me entro el panico, sabia que iban a hacernos algo ¡Lo sabia! y yo le había dicho a Jai pero como siempre me tiro a loca y no me hizo caso.

Trage saliva pensando en como nos matarian ¿dolorosamente? ¿o rapido? No, no queria morir aun, no de esa manera.

—nos vienen siguiendo dos tipos —le susurre a Jai. Y me sentí como en una película, si yo era la protagonista y tenia algo de suerte podíamos salir vivos de esa, pero si yo era solamente una actriz de reparto y los protagonistas eran los tipos, era obvio que terminarían con nosotros de la manera mas perfecta para Hollywood; y si aquello era mi vida normal y no una película pasaría algo muy estupido y aburrido.

La ultima opción no me pareció muy excitante, así que opte por la primera, tome a Jai del brazo y lo arrastre hacia el callejón que estaba de pasada.

—¿que dijiste? ¿que sucede? —por lo visto Jai no tiene ningún complejo de actor ni tampoco intuición femenina.

—nos vienen siguiendo, nos quieren matar —Jai rió bajito, yo puse mi mano en su boca para que no hiciera nada de ruido mientras pensaba en algún plan para salvar nuestras vidas. —ya se, haz como que me estas violando

—¿que? ¿que te pasa? ¿por que? estas loca —este tarado iba hacer que nos mataran salvajemente por su ineptitud y por no confiar en mi... ¿y que si nos hacían pasteles como en aquella película de Johnny Deep? 

Me colgue de su cuello y el tambaleo, pase mis piernas por su cintura para agarrarme, Jai puso sus manos en mi trasero para que no me cayera. ¿se estaba aprovechando? quizas, pero yo lo unico que queria era no morir.

—¡NO, SEÑOR DEJEME! —grite muy fuerte. Jai puso cara de espanto y trato de bajarme. Era la idea perfecta y lo estaba arruinando.

—estas actuando como una loca —susurro molesto.

—si ven que me violas pensaran que tu eres malo y no nos harán nada —explique. De acuerdo, sonaba un poco tonto cuando lo decías, pero en mi cabeza era el plan perfecto.



Parte II

—¡No! ¡Ahhhhh! —me dolió la garganta con ese ultimo grito y los hombres no llegaban. Quizás ni siquiera nos estaban siguiendo.
Suspire avergonzada, en verdad había actuado como una loca tonta y paranoica, me moví dispuesta a bajarme pero Jai se dispuso a cooperar, ahora que ya no servia de nada. Gracias Jai, por tu efecto retardado.
Me tomo con mas fuerza y rodó para dejarme a mi contra la pared. Empezó a besar mi cuello y a mover sus manos por todas partes.
—Jai, no nos estaban siguiendo —le aclare. El rió.
—eso es obvio —volvió a reír— si nos quisieran matar lo hubieran hecho en tres segundos sin necesidad de estarnos siguiendo
—pero...
—¡MANOS ARRIBA! —grito alguien. Jai pego un brinco y me miro con los ojos bien abiertos del susto.— ¡Suelte a la señorita!
El quito sus manos de mi y ambos miramos incrédulos con las manos arriba a los dos oficiales que le apuntaban a Jai.
—escuche señor... —empece a hablar sin bajar mis brazos pero un tipo me jalo hacia el y comprobó que tuviera toda mi ropa puesta mientras el otro se acerco a Jai y lo esposo.
Nunca pensé que algo así pudiera pasar, estoy segura que si me hubieran estado violando de verdad ningún policía hubiera llegado.
—¿Estas bien? —me pregunto preocupado. Quise hablar, decirle que era un error demasiado estupido, pero en menos de lo que pensé ya habían metido a Jai en una patrulla que se estaba alejando— ¿Quiere ir a declarar contra el?
—no... Yo... ¿Me van a llevar al mismo lugar que el?
—si pero no se preocupe, no se volverá a acercar a usted —aseguro. Yo tome aire sin saber que hacer, estaba toda conmocionada.
—vamos entonces, rápido —el hombre me abrió la puerta de la patrulla y me me metí, el también se subió y empezamos a andar hasta donde estaba Jai.
Estaba terriblemente asustada y nerviosa, mi pobre bebe no tenia culpa de nada yo fui la idiota que tuvo esa terrible idea.
He escuchado que en la cárcel violan y golpean a los chicos... Ay dios mío, que no le pase nada a Jai por favor.
Las manos me estaban temblando como si las tuviera en modo de vibrador y estaba rezando para que nada le pasara a mi niño precioso.
—ya llegamos —anuncio. Yo salí disparada de la patrulla y lo seguí hasta entrar a la cárcel o no se, ni siquiera vi en que lugar estábamos.

~~~

—usted esta tratando de decir que...
—el no me estaba violando ni nada —tome aire de nuevo. Aquel era el hombre mas grande y terrorífico que vi en toda mi vida, ademas mentir nunca se me había dado bien, tampoco podía decirle la verdad porque era algo tan imbécil que ni siquiera me creería— Jai es mi novio y... Como estábamos solos se nos ocurrió hacerlo en la calle, se que va en contra de las reglas y todo eso pero...
—espere —el hombre carraspeo y se acomodó en su silla— el hombre que nos llamo dijo que estaba gritando despavorida
—si... Bueno —anda, piensa un poco pendeja o te meten a la cárcel— era... Un juego de nosotros, eh... Yo tenia una fantasía de...
—no diga mas —se paso una mano por la cara.— los dejare ir solo porque se ve muy preocupada
—gracias, en serio
—pero no mas juegos sexuales a la mitad de la calle ¿De acuerdo? Limítense a cumplir sus fantasías en su casa
—claro señor, lo siento —baje la cabeza. ¡Me había creído!
Por fin algo me salió bien, claro, después de haber metido la pata como siempre
—voy por el joven, espere aquí —el hombre salió y yo me relaje en mi asiento.
Solo había sido un pequeño susto, todo estaba bien ahora.
Le mentiste a un policía y todo salió bien, así que cálmate, no paso nada malo.
Puse la vista en el escritorio del oficial y note la pistola que dejo ahí cuando llego.
Y recordé el punto: "disparar una pistola" eso ya era como el destino o algo.
Porque ahí tenia un arma justo en frente de mi, como si dios la hubiera puesto frente a mis ojos para que yo la disparara. Y aunque le tenia pavor a los balazos, armas, pistolas y todo eso no pude evitar querer hacerlo; no era como si fuera a matar a alguien, podría disparar al aire o al piso pero obviamente no en ese lugar al menos que quisiera que me metieran a mi a la cárcel.
Me arme de valor y levante mi mano poco a poco para tomar la pistola.
Demonios, ¿Que pasaba conmigo? Estaba obviamente mala del cerebro ¿Me iba a robar una pistola? Umm si, esa era la idea ¿Cuando me había convertido en una ladrona? No lo se, quizás en el momento en que me metí a robar una tienda de dulces.
No podía ser tan malo ¿Cierto? Solo fueron unos cuantos (muchos) dulces y solo es una pequeña pistola, no me estoy robando un banco.
Pero definitivamente me voy a ir al infierno por cosas como esta.
Tome la pistola y la metí rápidamente en mi bolso, como si fuera una sucia ratera, y no pude evitar sentirme mal.
La puerta se abrió de repente y brinque asustada abrazando mi bolso con fuerza.
No va a pasar nada, nadie se va a dar cuenta, estáte tranquila y no actúes sospechosamente.
Jai traía una cara de amargura que descomponía su cara, andaba con la mandíbula apretada y se sentó a mi lado sin verme ni un poquito.
—escuchen —hablo el oficial sentándose frente a nosotros— espero que esta haya sido la primera y ultima vez que cumplen sus fantasías en la calle, señor Brooks usted debe de decirle a su novia que la sexualidad se practica en casa, en la intimidad...
—¿Que? —pregunto el confundido. Golpee su pierna por debajo del escritorio para que me siguiera la corriente— oh, bueno... Yo le he dicho eso
—espero que a la próxima se encargué de no caer ante sus deseos —yo no podía ni ver la cara que tenia Jai.— ademas ustedes están jóvenes para estar haciendo esas cosas, existen muchos riesgos como embarazos y enfermedades
—lo sabemos y le aseguro que no volverá a pasar —asegure. El hombre asintió y aplasto un botón del radio que tenia en el bolsillo de su camisa.
—Carton, ven por los infractores sexuales y llevalos a casa en la patrulla
—¿Infractores sexuales? —susurro Jai mas confundido que otra cosa— ¿Que les dijiste?
—luego te digo

Ibamos en un momento muy incomodo. Jai y yo estábamos sentados en la parte de atrás mientras un policía manejaba hacia el edificio. El no me había dicho nada desde que salimos de ahí, solamente iba sentado rígidamente a mi lado y ademas el policía no dejaba de voltear a vigilarnos desde el espejo retrovisor como si tuviera miedo de que fuéramos a cumplir otra fantasía justo ahí. Y yo venia sosteniendo mi bolso contra mi pecho como si eso me cubriera de haberme robado un arma de un policía.
Nos bajamos de ahí y caminamos mecánicamente por el lobby y el ascensor, Jai estaba en modo robot porque solo caminaba con una cara de póquer sin decir nada.
Saque las llaves de mi bolso y roce el arma.
¡Lo había logrado!

_________________
Exclamation  No ayudo por Mensaje Privado ,si tienes algún problema con el foro, publicalo en la categoría "Soporte " Smile 
avatar
Alex Avila
Administrador
Administrador

Masculino
Mensajes : 198
Edad : 20
Localización : Lima- Perú
Inscripción : 07/11/2013
Reputación 26

Monedas 140325

Ver perfil de usuario http://arianators.sitio-web.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.