Conectarse

Recuperar mi contraseña

Los posteadores más activos de la semana


Capitulo 44 (Parte I y II)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capitulo 44 (Parte I y II)

Mensaje por Alex Avila el Miér 27 Nov - 19:50



Parte I


Jai entro cabreado y se sentó en el sillón cubriéndose la cara con las manos, estaba asustado, lo entendía perfectamente, si no fuera por mi súper excusa de que estábamos cumpliendo una fantasía sexual lo hubieran encerrado en la cárcel por violador. Digamos que lo condene y lo salve.
Me senté a su lado y puse mi mano en su pierna pero la quito rápidamente dándome a entender que estaba enojado conmigo.
Y si me tenia merecido que el se enojara, yo también estuviera enojada conmigo misma, de hecho yo ni siquiera fuera mi propia amiga, creo que me odiaría, por eso amo a Jai, porque me soporta todo.

—Jai…

—¡No me hables!

—no te enojes conmigo, por favor —pase mis manos por su cintura aunque se opusiera a eso y lo abrace fuertemente. El quito las manos de su cara pero no me abrazo, ni siquiera me toco.

—¿cómo quieres que no me enoje contigo? Eres una loca

—lo se, soy una maniaca estúpida

—si, si lo eres —negó con la cabeza— ¿qué les dijiste?

—que… —me separe de el y lo mire a los ojos para decirle y ver su reacción— éramos novios y que como estábamos solos por la calle se nos ocurrió hacerlo ahí y que como yo tenia una fantasía de ser violada me puse a gritar como loca, bueno eso ultimo lo iba a decir pero el señor me dijo que me callara

—tu estas mal de la cabeza, en serio —se quedo quieto un segundo y después empezó a reír suavemente— no puedo creer que te creyeran esa estupidez

—bueno, quizás era tan estúpido que era creíble, si le hubiera dicho que te dije que lo hicieras porque creía que nos venían siguiendo no me hubieran creído

—no voy a volver a sacarte de la casa ¿por qué no eres normal? ¿no puedes estar tranquila un momento sin hacer algo tonto?

—en realidad no, no puedo —torcí la cara y tome mi bolso, tenia que decirle a Jai lo de la pistola en ese momento que ya estaba enojado. —y… bueno hablando de que no puedo estar tranquila sin hacer algo tonto…

—¿qué mas hiciste? Dime que nada ilegal—me miro preocupado.

—no creo que sea legal —metí la mano y suspire antes de tomar la pistola y sacarla.

Jai me miro con la boca abierta cuando se la enseñe —me robe un arma

—¡¿POR QUÉ?! ¡Maldición! —grito, y yo que había pensado que no podía estar mas enojado.

—es que, hay un punto en mi lista… —Jai negó otra vez y paso sus manos por su cabello tratando de controlarse. Me sentía como si le estuviera diciendo aquello a mi papa. —es, disparar un arma y pues si no tomaba esta pistola jamás hubiera podido conseguir otra, la devolveré en cuanto dispare

—no puede ser —torció la cara y se dejo caer en el sillón sin saber que decir o hacer.

Yo tome aire y agarre la pistola con ambas manos sujetándola como había visto que lo hacían en las películas, apunte a la televisión y metí mis dedos donde iba el gatillo.

De seguro esa cosa ni tenia balas.

—deja eso Ariana Grande Butera, algo te va a pasar como siempre…

—cállate Jai, no seas tan negativo —le di vuelta al arma y la acerque a mi cara para verla bien, jamás había visto una en vivo.

—es que siempre algo malo te pasa, no se que esta mal contigo

—lo único que esta mal es mi mejor amigo quejumbroso que siempre se queja de todo y parece viejito

—es que por dios ¡Ve las cosas que haces! No se porque te quiero tanto si eres tan rara

—yo tampoco se porque te quiero si eres tan amargado —cerré un ojo y puse la pistola justo como antes, tomándola con ambas manos; pero ahora muy cerca de mi cara.

—no estoy jugando deja eso, te… —puse los dedos en el gatillo sin pensar en que podía pasar, y antes de que Jai con toda su sabiduría acerca de mi estupidez dijera algo completamente cierto un balazo resonó en todo el edificio, estoy segura que hasta en el edificio de al lado.

Y ni siquiera fue solo un balazo al aire. No tenia la cosa esa tomada con mucha fuerza por lo tanto la solté del susto justo cuando dispare y me dio de lleno en el ojo.



Parte II

¿Podría ser mas estúpida? Probablemente no, pero en serio, ¿A quien mas le pasan todas esas cosas en UN solo día?
Quede aturdida por el sonido del balazo y por un dolor punzante en todo el lado derecho de mi cara. Tenia ambas manos cubriendo todo mi rostro y podía sentir la sangre como sudor corriendo por mi mejilla. Era vagamente consciente de los alaridos preocupados de Jai y sus manos en las mías tratando de quitarlas para ver que tan mal estaba lo que me había sucedido.
Pero estaba en shock y no me podía mover o hablar.
¿Me había dado un balazo en la cara? Ni siquiera estaba segura de si había sido eso, pero me dolía el ojo y la frente terriblemente.
—¡por dios, Ariana! —jalo mis manos con fuerza y lo mire a la cara. Se sentía como si hubieran pasado años desde que el me dijo que dejara esa puta pistola porque algo me pasaría (como siempre) pero no habían pasado mas de cinco minutos. El estaba apunto de llorar de la desesperación mientras tocaba mi frente con las manos temblorosas y decía mil palabras que en ese momento era completamente incapaz de comprender. Me tomo la cara obligándome a verlo fijamente y de pronto me abrazo con mucha fuerza.
Mis lagrimas comenzaron a salir sin parar cuando por fin caí en cuenta de todo.
No me di un balazo en la cara, sino que me di con la pistola cuando torpemente la solté, gracias a dios solo había sido el impacto.
—eres tan estupida, dios mío, no puedes ser tan tonta Ariana —murmuro aun abrazado a mi. Aquella platica se había repetido mucho esa noche.
—oh, Jai casi me vuelo la cara —solloce en su cuello. El se separo y me miro de nuevo detenidamente, después se comenzó a reír escandalosamente.
Maldita sea, que risa tan contagiosa tenia ese tonto.
Me comencé a reír junto con el, por todo. Teníamos muchísimas cosas por las que reír hasta morir.
—este fue de los días mas divertidos de mi vida —soltó Jai y se volvió a reír.
Bueno... Viendolo desde otro punto de vista quizás si era muy divertido.
Hoy pretendí ser violada por mi mejor amigo en un acto paranoico, nos descubrieron, estuvieron apunto de encerrarlo, le mentí a un oficial de policía, le robe una pistola y casi me vuelo la cara.
Bueno, resultaba que todo eso era demasiado gracioso para mi y para Jai.
Nos estuvimos riendo como una hora, una tranquilizante terapia de risas.
Y a final de cuentas cumplí el punto en mi lista, la dispare ¿O no? Claro que lo hice, fue accidental pero de todos modos lo hice y no planeo volver a hacerlo.
—tienes la cara llena de sangre —se levanto rápido y camino hacia su habitación, volvió en menos de diez segundos con un botiquín y se sentó en el piso justo en frente de mi.— y no creas que ya te perdone, sigo enojado contigo
—¿Por que? —el me dio una liga y amarre todo mi cabello en un moño escandaloso. Me paso una gasa con agua por la cara para limpiarme la sangre seca y aun seguía sin decir nada— Jai, dime
—hay muchas razones —otra gasa y le puso alcohol. Yo negué repetidamente con la cabeza en cuanto vi eso; de ninguna manera me pondría alcohol, había visto en las películas que dolía mucho— ¿Que? Oh vamos, no seas maricona
—si soy maricona —tome su mano y la aleje de mi— no me vas a poner eso
—no duele mucho, Ariana —aseguro— y te abriste toda la ceja con una pistola sucia ¿Quieres que se te infecte? Se te pueden salir las tripas por ahí
—no estas tratando con una niña pequeña, Brooks—lo mire con los ojos entrecerrados. El sonrío con desdén. —ya no me creo lo de las tripas
—eres peor que una niña pequeña —se acerco a mi lentamente, su voz sonó ronca y sexy, muy sexy; así tipo voz de estrella porno... ¿Yo dije eso? Bueno ya, deja de pensar esas cosas impuras Ariana.
Rozo sus labios con los míos tratando de ponerme mas loca de lo normal y justo cuando pensé que me iba a romper la boca de un beso un fuerte ardor en la ceja me hizo soltar un chillido.
Y si, una vez mas uso sus encantos para engañarme. Como aquella vez en la montaña rusa... ¡Maldito chico guapo!
—¡No se vale! Eres... Agh, tonto —me aleje de el y empece a mover mi mano dandome aire en la herida llena de alcohol. Me ardia como los mil demonios. Nota para mi: no vuelvas a confiar en el chico guapo.
—ya no te enojes, te daré el beso ahora mismo, ven acá —estiro sus brazos y trato de abrazarme otra vez.
—¡No! Hasta crees que te voy a besar ahora...Traidor

_________________
Exclamation  No ayudo por Mensaje Privado ,si tienes algún problema con el foro, publicalo en la categoría "Soporte " Smile 
avatar
Alex Avila
Administrador
Administrador

Masculino
Mensajes : 198
Edad : 20
Localización : Lima- Perú
Inscripción : 07/11/2013
Reputación 26

Monedas 140325

Ver perfil de usuario http://arianators.sitio-web.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.