Conectarse

Recuperar mi contraseña

Los posteadores más activos de la semana


Capitulo 13

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Capitulo 13

Mensaje por GirlArianatorYT el Jue 14 Nov - 13:29



Capitulo 13
Esa noche nos quedamos viendo películas, hasta la madrugada. Aunque la mayor parte del tiempo nos dedicáramos a platicar y a decir tonterías, fue la tarde mas especial que había tenido en mucho tiempo.
Me encantaba estar con Jai, me encantaba el hecho de estar en la ciudad donde siempre desee estar, era una linda sensación. No quería pensar en Frankie en todo el tiempo que estuviera ahí, se que eso sonaba un poco egoísta pero no me importaba. Quería hacer lo que yo quería, no lo que el quisiera.
Le hice cena a Jai, de nuevo sandwiches, al parecer le habían encantado, estuvo conmigo en la cocina mientras los hacia. Me contó que su mama era chef profesional y que siempre quiso enseñarle a cocinar pero el era muy pequeño para aprender.
Me encantaba que el se abriera y me contara ese tipo de cosas, el me había dicho que nunca hablaba de su mama con nadie, que le dolía mucho recordarla, pero que a mi me tenia mucha confianza.
Decidimos apagar la televisión para ir a cenar en el balcón de la habitación de Jai. Me había contado que se veía el Big Ben y si, era una vista increíble, las luces lo iluminaban y yo simplemente no podía sentirme mas feliz.
Apagamos todas las luces y nos quedamos sentados en el piso del balcón mirando hacia el Big Ben, a la luz de la luna, hablando de cosas profundas. Me pidió que le hablara de mis padres y le conté todo de ellos. Para mi eran los mejores padres del mundo y ellos no se merecían lo que les paso. No pude evitar llorar con sentimiento en el pecho de Jai, recordando. El me acariciaba el cabello con ternura, dejando que soltara todo lo que tenia, que me desahogara.
Después le pedí a el que me contara acerca de sus padres, lo único que sabia era que su mama había muerto y que no mantenía la mejor de las relaciones con su padre. No creí que me fuera a confiar algo tan difícil para el tan rápido, pero suspiro con pesadez, se trono los huesos de las manos y me miro a los ojos
—vivía en una casa con mi mama en la parte central de Londres —comenzó— en realidad se suponía que mi padre vivía con nosotros pero casi nunca estaba. No recuerdo haberlo visto nunca rondando por ahí, mas que en mi cumpleaños o en el de mi mama, en navidad y en algunas fechas importantes. Llegaba en la muy tarde en la noche o aveces ni siquiera llegaba a dormir.
* Siempre tenia la misma excusa, el trabajo y yo siempre le creía, yo siempre me lo imagine sentado en un escritorio de una elegante oficina, con miles de papeles y cosas así, lo admiraba, por trabajar tanto y por ser un hombre tan dedicado. No fue hasta los trece años cuando descubrí que tenia como veinte amantes, y que a ellas les daba mas tiempo que a nosotros.
Mi mama era la esposa, la que iba con el a las fiestas y reuniones importantes, la que tenia su apellido y salía en las revistas, las otras lo tenían la mayor parte del tiempo, solo conocí a una de ellas, la mas importante creo
—¿Como te enteraste de esa mujer? —le pregunte conmovida. El miraba hacia delante con la expresión dura. Le haría bien hablar de todo eso, desahogarse con alguien.
—el me llevo alguna vez a su trabajo, siempre me dejaba con su secretaria Lucia, era una joven como de veinte años, yo me quedaba con ella en la recepción mientras el hacia lo que tenia que hacer. Un día llego esa mujer, era delgada y morena, muy hermosa y joven. Le pregunto a Lucia por el, ella la dejo pasar de mala gana, de lejos se notaba que no le caía nada bien. Se metió con mi padre y yo queria escuchar de lo que hablaban, me metí al baño que quedaba justamente al lado de la oficina de el, me pare en el lavamanos y escuche por el ducto del aire lo que estaban hablando
"Sofia, cariño, que dulce sorpresa" —le dijo mi padre con una voz melosa que nunca había escuchado en el. Ella rió y escuche que se besaban, era un sonido extraño para mi, me dio hasta asco.
"te tengo otra sorpresa, Nick, estoy embarazada" anuncio con emoción, su voz era suave y tierna. No escuche nada por unos segundos. "¿Que pasa, Nicky? ¿No te emociona que vayamos a tener un hijo?
"no" Grito enojado "yo tengo una familia y lo sabes ¡me dijiste que tomabas la pastilla!"
"lo siento, esas cosas no son tan seguras Nicky..."
Eso fue lo ultimo que pude escuchar, tocaron la puerta y me baje asustado de donde estaba, salí del baño y le conté todo lo que había escuchado a Lucia, ella se quedo en shock, y me contó acerca de esa mujer, me advirtió que no le dijera nada a mi mama, que esas cosas eran "normales" entre los adultos y ella no tenia porque saber eso. Yo le hice caso, no le dije una sola palabra a mi mama, pero deje de ver a mi padre como lo veía, mientras mas crecí mas lo fui despreciando, mas entendía el asunto. No podía entender porque mi mama, si ella era tan dulce, podía estar con ese *****.
*Después mi mama se embarazo de Estefanía —paro un momento y tomo aire. Le acaricie el brazo para que supiera que estaba ahí para el— el doctor nos dijo que Estefanía se había acomodado mal en el vientre y tendrían que hacer una operación muy riesgosa para evitar que las dos murieran —su voz se corto y un par de lagrimas recorrieron sus mejillas. Yo comencé a llorar en silencio, me dolió en el alma verlo llorar, en serio —nos tuvieron un día completo a mi y a mi padre en la sala de recuperaciones, el estaba muy preocupado, y yo mas, rezaba a cada minuto para que todo saliera bien. Un doctor gordo salió después de mucho tiempo a decirnos sin mucha ternura que mama no sobrevivió al parto, solo Estefanía —negó con la cabeza y se limpio las lagrimas con las manos, cosa que no sirvió de mucho pues las lagrimas volvían a salir —mi mama había muerto y yo no podía creerlo, la persona mas importante para mi ya no estaba... Claro que odie a Fany un tiempo, creía que era su culpa que mi mama hubiera muerto, pero luego entendí que ella no tenia la culpa de nada, había sido un milagro que ella sobreviviera y la empece a amar mas que a nadie en el mundo. Mi papa le tomo mucho coraje a mi hermana, la culpaba a ella. Vivió con nosotros en la casa un tiempo, cuando no estaba peliando conmigo estaba con su amante, yo ya no podía odiarlo mas. Nunca se comporto como un padre conmigo y menos con Estefania, así que yo siempre eh sido como su papa —sonrió melancólico— cuando cumpli los dieciocho y me compro el apartamento, vivi con solo con Fany unas semanas, hasta que mi tía Edith, hermana de mi mama, me llamo y dijo que quería que nos fuéramos a vivir con ella. Yo feliz me iba pero mi padre se opuso, recuerdo las palabras que le grito a mi tía por teléfono una vez "quedate a la mocosa, haz lo que quieras con ella, pero Jai en mi único hijo y se quedara con todo lo que tengo, no te lo llevaras de aquí" de milagro conseguí que me dejara viajar con Estefanía a USA, le dije que volvería en menos de una semana —rió y me volteo a ver directamente a los ojos— pero te conocí y me quede mas de la cuenta, por lo que tuve un par de peleas con mi padre por teléfono.
—¿En serio? —le pregunte entre incrédula y contenta.
—si, yo no quería irme lejos de ti —ambos sonreímos y nos quedamos en silencio unos segundos. El aun tenia los ojos mojados. Me acerque a el y limpie su cara con mis manos. El se alejo de mi avergonzado y limpio su cara con su camisa.
—oh, yo eh llorado millones de veces cerca de ti —murmure mirandolo con los ojos entrecerrados. El bufo y miro su reloj de muñeca.
—son las cuatro de la madrugada ¿No tienes sueño?
—si, un poco —admití. El se levanto y se limpio su pantalón, luego me estiro la mano y me levante con su ayuda.—¿Donde esta el baño?
—esa puerta —apunto a la puerta al lado del armario. Tome mi pijama y me metí, abrí la llave de la bañera y espere un rato a que se llenara, mientras me desnudaba. Estaba tan feliz y tan ridículamente contenta por lo que me había dicho Jai, el se había quedado solo por mi, eso era algo muy bueno ¿No es así? Había una pequeña posibilidad de que yo le gustara. .
Mi sonrisa se borro en el instante en que me mire al espejo, ¿Como podía llegar a pensar que el podría gustar de mi? No era muy fea, pero tampoco era hermosa.
Mi cabello castaño siempre estaba despeinado y alborotado, mi nariz era chata y pequeña y mis labios eran muy grandes. No tenia ojos verdes o azules, sino unos horribles ojos marrón demasiado grandes para mi cara. Mi piel era morena, esa Trisha era rubia, seguramente con piel cremosa y dulce. Mi cuerpo era demasiado voluminoso, tenia unos senos y trasero grandes, no me quejaba de eso. Pero no me agradaba mucho a la hora de verme desnuda, era como una vaca. Suspire con el autoestima por el piso y me metí a la bañera.


—¿Ariana, te ahogaste o algo? Llevas como dos horas ahí adentro, ya esta saliendo el sol —hablo Jai tocando levemente la puerta. Yo estaba tan relajada que decidí ignorarlo y dejar mi cabeza recargada hacia atrás. —es en serio Ariana, si no contestas voy a entrar 
Si claro, como si se atreviera a hacer eso. Tenia el cuerpo tan relajado que no tenia la fuerza para levantarme. Sabia que Jai no entraría porque el no era así, el respetaría mi...
—¡¿Que te pasa?! —grite exaltada mientras me sentaba en la tina de la sorpresa. Jai había entrado de repente. Y ahora se había quedado estático mirando hacia... ¡Diablos! Tenia todo el pecho al aire y lo peor de todo es que no pude reaccionar hasta unos segundos después. Me acoste de nuevo en la tina con cara de trauma.
—¡Perdón! —murmuro Jai apenado y salió del baño
¡Diablos, diablos! Que vergüenza ¿Que pensaría Jai ahora? Aparte me quede ahí como si tuviera los senos mas bonitos del universo.
Me levante aun lamentandome y me seque lentamente. No quería salir pero tenia que hacerlo algún día.
Me puse mi pijama que consistía en un pantalón con bigotitos por todos lados y una blusa blanca con un bigote en el pecho. Tome aire y salí del baño con paso lento. Si tenia algo de suerte Jai no había logrado ver nada. Bueno, considerando que su mirada estaba justo ahí, lo mas obvio del mundo era que me había visto y muy bien.
La luz ya estaba apagada, lo único que iluminaba la habitación era la luz del baño, Jai ya estaba acostado, quizá hasta dormido.
Suspire y apague la luz, no veía absolutamente nada, estaba tan incomoda y nerviosa que me lance a la cama y para mi buena suerte -sarcasmo- caí justo encima de Jai, haciendo que soltara un quejido de dolor.
—aquí estoy yo —murmuro con la voz ronca, yo rodé en la cama y me acoste a su lado. ¿Que otra cosa podía pasarme?
—ya me di cuenta... —dije después de un segundo de incomodidad.
Ambos nos quedamos callados mirando hacia el techo. Sabia que el no estaba dormido porque su respiración era agitada, y se movía inquieto en la cama cada dos segundos.
—siento haber entrado así Ariana... —se disculpo minutos después.
—esta bien, pero ¿No viste nada... Cierto? —le pregunte temerosa, aunque ya sabia la respuesta. El se quedo callado unos segundos.
—pues para que te digo que no si si —contesto al fin. Dejandome con la boca abierta y con las mejillas ardiendo —me parece que...
—no digas nada —lo corte—olvidemos lo que paso ¿De acuerdo? Tu no viste nada
—esta bien —contesto. Suspire y me relaje un poco. No iba a hacer un completo drama solo por eso.
Yo era solo su amiga de todos modos y aquel malentendido no iba a cambiar.

_________________
Twitter: GirlArianatorYT doy Followback
avatar
GirlArianatorYT
Staff
Staff

Femenino
Mensajes : 56
Edad : 22
Localización : México
Inscripción : 09/11/2013
Reputación 2

Monedas 138585

Ver perfil de usuario http://arianators.tk/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.